Principio

No es fácil comenzar una web, un blog. Tienes millones de ideas y no sabes muy bien por cuál de ellas empezar.

Quizá lo más sencillo sea el principio real. Mi principio real es que enseñaba a matrimonios métodos naturales para planificación familiar. En mi caso el Método Sintotérmico. (STM). Era apasionante ver cómo usando biomarcadores tan sencillos como el moco cervical y la temperatura, una mujer podía saber cuándo ovulaba y, por tanto, qué días era fértil durante su ciclo.

Es un conocimiento que toda mujer tiene derecho a tener pero que, normalmente y según he visto en mi práctica, muy pocas veces se enseña. En general las mujeres saben poco o nada sobre cómo su cuerpo da señales sobre su fertilidad. Cuando alguna vez quieren comentar estos temas con los médicos, el descubrimiento habitual es que saben menos todavía, ignorando síntomas que nos hablarían de patologías ginecológicas y a los que se muestran indiferentes, como si no tuvieran ninguna importancia.

Combinaba esta tarea con mi trabajo habitual como Médico de Familia. Primero en las Urgencias de diferentes hospitales y después en Atención Primaria.

Ayudada del conocimiento del ciclo, comencé a valorar también en la consulta a pacientes que presentaban problemas para conseguir un embarazo y no deseaban recurrir a técnicas artificiales. Lo cierto es que los instrumentos diagnósticos y de tratamiento me parecían muy limitados para lo que creía ver en el horizonte. ¿No había algo más que yo pudiese hacer para ayudar?

Y llegó así el mes de mayo del año 2015, me enviaron a un congreso mundial de Métodos Naturales de Reconocimiento de Fertilidad (MNRF) a Milán. Allí un nuevo mundo se abrió a mis ojos. Pude escuchar y conocer la experiencia de muchas personas que, como yo, se dedicaban a la enseñanza de los MNRF. Pude escuchar también la experiencia y testimonio de médicos que abordaban los problemas ginecológicos y de fertilidad desde una perspectiva que era novedosa para mí, respetuosa con el cuerpo y absolutamente científica y médica. Hablaban de una ciencia de la que yo no había oído hablar antes, la Naprotecnología: un diagnóstico ordenado de los problemas que podían producir infertilidad u otros problemas de salud, tratando la raíz de dichos problemas. Una de las compañeras que había conocido esos días me animaba a formarme en Naprotecnología dado que los médicos que realizaban las ponencias eran Médicos de Familia, “como tú”. Esta idea me abrió una nueva perspectiva que fue avanzando con la realización de la formación en Omaha (Nebraska), donde ejerce su trabajo el Dr. Hilgers, ginecólogo, descubridor y padre de esta ciencia. Me formé también en el Método Sistema Creighton (CrMS), el método de conocimiento de fertilidad, base de la Naprotecnología, auténtico método de Planificación Familiar Natural, puesto que puede usarse tanto para espaciar los embarazos, como para conseguirlos.

En abril de 2015 terminé mi formación como Médico en Naprotecnología y en noviembre de ese mismo año terminé mi formación como Practitioner de CrMS.

Desde entonces he hecho varias estancias con médicos que ejercen la Naprotecnología en diferentes partes del mundo, he continuado formándome en Nutrición y Endocrinología, para poder completar la formación y… suma y sigue. La fertilidad es un mundo tan apasionante como complejo.

Trabajo de modo habitual en el COF (Centro de Orientación Familiar) en Boadilla del Monte.

Formo parte de Naprotec, pioneros en la difusión de la Naprotecnología en España, que han asesorado a miles de personas, proporcionándoles información y poniéndolos en contacto con Practitioners y médicos expertos. La Dra. M. Victoria Mena, de Zaragoza, pertenece también a esta asociación, siendo ella la primera doctora en España en ejercer esta ciencia.

Desde el año 2015 cientos de mujeres y matrimonios han pasado por mi consulta. Cientos también han acudido para el aprendizaje del CrMS. Ahora contamos ya en el COF con otra Practitioner, actualmente terminando su formación.

Hace mucho tiempo que me rondaba la idea de escribir un blog contando experiencias y que pudiese ayudar a personas que están pasando por esta experiencia de la infertilidad, así como ayudarles con situaciones (como dietas especiales) que puedan estar resultando dificultosas. Llevo también un grupo de ayuda para pacientes que me gustaría que pudiese expandirse con el tiempo a la comunidad virtual.

¡Esta soy yo! Y me encantaría que ahora tú te presentases y me contases tu historia.

Un saludo muy cariñoso

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

1 comentario en “Principio”

  1. Vaya si es complejo comenzar una web…te entiendo cuando dices que no es nada fácil…
    Mi nombre es Óscar y yo también quise motar una web para mi trabajo…una web de motos!!
    Y dirás ¿qué tiene que ver una web de Naprotecnologia con las motos?pues nada,solo que sentimos la misma pasión por nuestro trabajo y que mi mujer y yo padecemos ese problema de infertilidad que tú abordas!ya tenemos dos cosas en común!!
    Y voy a por la tercera…la abordas según nuestras creencias religiosas,»arreglando»nuestros desajustes para poder concebir de modo natural,no «fabricando» un ser humano a base de manipulación en laboratorio. Triple carambola!!Nosotros creemos,como dicen los entendidos,que la causalidad no existe,sino que es el disfraz de Dios.
    Por ellos,seguiremos de cerca tu blog…y quien sabe…cualquier día nos plantamos en tu consulta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Acerca de mi

Me ataca la técnica

La verdad es que la semana ha sido un desastre tecnológicamente hablando. Había grabado tres entrevistas, tres, con personas muy relevantes para la Napro en

Leer Más >>
directos instagram
Acerca de mi

¡Sígueme!

Todos los jueves puedes verme y escucharme en el directo de Instagram. Ayer, día 11 de junio, tratamos el tema de la píldora anticonceptiva, interesante

Leer Más >>
Acerca de mi

Aquí estamos

Hola a todas! Ha pasado el verano, y con él las vacaciones (al menos, las mías). No sé a vosotras pero a mí este verano

Leer Más >>

Suscríbete a nuestra newsletter