abrir el corazón

Qué dulce era hablar si te hacía sonreír

Hay una situación en Medicina a la que llaman «momento sagrado», es ése momento en el que el paciente te abre su corazón, aquel momento en el que pasan cosas especiales entre médico y paciente. Aquellos momentos en los que nada debería interrumpir la conversación, la comunicación.

Tengo la gran suerte de atesorar en mi corazón muchos momentos así. Por poneros un ejemplo recuerdo el caso de Diana, una paciente cuyo padre estaba en la fase terminal de una enfermedad. Estuvo sin trabajar para cuidarle y tuvimos muchos momentos sagrados en la consulta durante toda la enfermedad paterna. Momentos en los que hablamos de tantas cosas importantes: la vida, la muerte, los seres queridos, las cosas que importan. Me marché de aquel centro y el padre de Diana aún no había fallecido. Siempre pensé que la acompañaría en aquel momento pero no pude hacerlo. El abrazo que me dio al despedirse fue para mí otro de esos momentos sagrados (era la era pre-COVID).

He tenido momentos sagrados agradables, como comunicar embarazos, como dar buenas noticias de familiares, como conversaciones profundas mientras cosía heridas, y otros desagradables. Como comunicar pérdidas gestacionales, como comunicar que un embarazo es imposible.

Hablar de cosas importantes como la adopción, la acogida, la maternidad y paternidad, el dolor, la cruz, y la alegría, el duelo, la superación.

A veces pienso que me he hecho médico sólo por todos esos momentos.

En uno solo de ellos, a veces, cabe toda una vida.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

2 comentarios en “Qué dulce era hablar si te hacía sonreír”

  1. «Momento sagrado «….me encanta.
    Pero ningún momento puede convertirse en sagrado si tú no das la opción de que lo sea.
    Gracias por dejar a las personas tener ese momento contigo.

  2. Ojalá las personas tuviéramos más momentos de esos con los demás.
    Nos paráramos a escuchar y dejáramos al otro abrir su corazón.
    Gracias por hacer medicina humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas relacionadas

Reflexiones

Las expectativas

¡Ay! Las expectativas. Eso tan hermoso y tan peligroso a la vez. Toda persona lleva un montón de expectativas en potencia. Cuando nace un bebé

Leer Más >>
rezar, biblia, oración
Reflexiones

¿Tú rezas?

Esta es una pregunta aparentemente inocente, o sencilla, pero que nos tendríamos que hacer todos. Yo sé que tú, que me lees, probablemente tienes fe.

Leer Más >>
Reflexiones

Yo invierto en formación

Sí, yo hace años que invierto en formación, y lo hago porque creo que es algo que revierte de un modo absolutamente positivo en mi

Leer Más >>
Reflexiones

Elogiar la pausa

Es verdad, ¡cuánto nos ha enseñado la pandemia en términos de paciencia! ¡Cuánto nos ha enseñado el temporal de nieve! Qué locura vivimos todos los

Leer Más >>

Suscríbete a nuestra newsletter