Hoy hablamos de…

Llegan unos días horribles en los que todo lo ves negro, si te dicen cualquier cosa desagradable (o no tanto) te pones a llorar, parece que han puesto una cortina negra que tapa las cosas, te mata la migraña que te martillea las sienes, estás tan hinchada que no te entran los pantalones, echas la bronca a tu marido/novio/hijos/quién sea por una nimiedad que en otro momento te daría lo mismo y por si fuera poco te comes una bolsa de patatas fritas o una bolsa de galletas y hasta que no te lo acabas no estás contenta. Y a veces, ni con eso.

Hay muchas definiciones acerca del síndrome premenstrual. Como no quiero copiar ninguna oficial ni de ningún otro blog me quedo con la que me gusta, la de los pacientes: «son días en los que no parezco yo». Para mal, claro. Por los ataques de ira inexplicados, el aumento de peso a pesar de todos los cuidados, el no aguantarte a ti misma, el cansancio incoercible o el que no te agrade nada. En cada mujer puede tener diferentes aspectos, y diferente duración. En los casos más severos puede durar desde la ovulación puede llegar a considerarse una patología psiquiátrica.

En mi experiencia es una patología frecuentísima. Claro que mi visión puede estar un poco sesgada porque veo pacientes, fundamentalmente, que sufren de problemas de infertilidad y en esa población son muy frecuentes los problemas hormonales que hay por debajo de esta enfermedad.

Hay algunos consejos muy importantes que pueden ayudarte. Cuando estos cambios en el estilo de vida no son suficientes, te recomiendo hablar con un médico experto en Naprotecnología que sabe abordar y tratar adecuadamente este problema.

  • Es fundamental que hagas ejercicio, el malestar disminuye, se segregan endorfinas y disminuyen sensaciones incómodas como el dolor o la hinchazón. Es posible que te sientas muy cansada o somnolienta, pero en estos día se quema grasa de modo especial así que si te animas a hacer ejercicio intenso ¡no hay nada que te lo impida! Si estás demasiado cansada o dolorida, te recomiendo la natación o hacer algo de cardio a nivel ligero.
  • Olvida el exceso de sal y el azúcar, ambos aumentarán la hinchazón y la inflamación interna. Te recomiendo más bien aumentar la ingesta de fruta y verdura. El chocolate negro 85% también es muy buena opción.
  • El café y el té tampoco son demasiada buena idea, por los problemas de sueño que suelen acompañar a estos días (hablaremos de ello), prueba mejor a tomar infusiones como la valeriana, melissa o azahar, que facilitan el sueño. Si tomas bolsitas de infusiones preparadas, ponte al menos 3 o 4, si tomas menos la dosis es subóptima y no hará demasiado efecto.
  • Un suplemento interesante es el magnesio. Relaja, mejora el dolor, la tensión mamaria y calma los nervios. A mí me gusta esta marca.

¡Cuéntame si tienes algún truco o recomendación para nosotras!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

1 comentario en “Hoy hablamos de…”

  1. Caigo por aquí por primera vez y me gusta mucho el blog!Gracias doctora!!sí,doy fe de que la natación ayuda mucho a sentirte mejor,como si en agua quedará tu «yo raro» y salieras más ligera. Yo tomo aceite de onagra por prescripción de una amiga y me va muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Ciclo menstrual

Cosas que no sabías

Amigas, llega el momento de ir descubriendo esas cosas de la regla que están ahí, en la sabiduría popular, pero que nadie dice aunque todos

Leer Más >>
Ciclo menstrual

¿Mi ciclo es normal?

Quizá te sientes identificada con las chicas de las fotos, a lo mejor no tienes nada claro cuando te va a venir la regla. Esto

Leer Más >>

Suscríbete a nuestra newsletter